miércoles, 13 de junio de 2018

Aprendiendo a jugar en equipo

En casa estos últimos años era raro que a la hora de comer no termináramos los dos en la mesa viendo por enésima vez el capítulo de Bob Esponja o de alguna otra serie similar.

Hasta que al ir creciendo el pollo empezó a pedir a todas horas ver algún vídeo de YouTube en su tablet. Pero como no soy de dejarle solo sin ningún tipo de supervisión, le propuse que a la hora de comer veríamos vídeos de YouTube (siempre filtrados por mí).

Sé que en este punto me saldréis con que la hora de comer no es para tener la tele puesta, que hay que fomentar la conversación, etc... lo sé. Pero si habéis tenido adolescentes os habrá pasado que si de peques en general eran herméticos para contar lo que simplemente habían hecho en clase, ahora lo son más.
Así que, como el pollo quiere ver vídeos de partidas de juegos y a mí me chifla jugar también a todo tipo de consolas, me pareció una buena opción.

Aquí hago otro inciso para aquellos que piensen que nuestras comidas son las de un par de bobos mirando una pantalla y sin cruzar una palabra...Nada más lejos, normalmente lo vemos, analizamos juntos partidas, aprovecho para recordarle si a alguno de los youtubers famosos se le escapa alguna palabrota, que él no debe decirlas (de hecho no todos los youtubers valen, han pasado antes por el filtro de una servidora) e intento que lo que vea tenga algo bueno de provecho...que lo sé, que no suele ser mucho...pero a veces lo hay.
Como es el caso de hoy.

Unravel Two. Un juego de colaboración


Fotograma del videojuego Unravel Two
Imagen del juego Unravel Two - Electronics Art Inc.

Hoy hemos visto un vídeo donde dos youtubers nos mostraban un juego que nos ha encantado. Y digo “nos”.  Porque sí, el que tu hijo vea que hay una cosa común entre ambos hace que confíe y se abra. Hace que hable y te escuche, aunque sea viendo vídeos de videojuegos.

El juego en cuestión se llama Unravel Two. Se trata de una secuela de un juego de hace un par de años en el que tu personaje tiene que ir avanzando en un juego de plataformas. Y en esta nueva versión te permite jugar en equipo. Es un juego cooperativo. De una estética muy bonita, aunque un poco lúgubre. Donde los protagonistas son dos pequeños muñequitos hecho de hebras de lana. Ambos se tienen que ayudar entre sí para avanzar en el juego.

Y eso es lo que más me ha gustado. Y os voy a decir el por qué.

Hasta del Fortnite se pueden sacar cosas buenas


Llevamos unos días en los que se habla mucho y no para bien del juego estrella de la temporada, el famoso Fortnite: Battle Royale. En esta casa también lo tenemos y jugamos. Sí, hablo en plural.

Fotograma del videojuego Fortnite Battle Royale
Imagen del juego Fortnite: Battle Royale - Epic Games Inc.
El pollo juega, casi siempre delante de mí. No habla nunca con el micro en el chat salvo que coincida jugando con un amigo del cole. Como sabéis por numerosos medios es un juego de batalla, donde gana el que sobrevive. Aunque no se suele contar que juegas en escuadrón de 4 jugadores (que si juegas con amigos te coloca con ellos) y es ahí donde radica la importancia de un buen compañero.


Por lo que yo he comprobado, tanto viendo jugar a mi hijo como jugando yo, es que la gran mayoría juega a lo loco y a sobrevivir. Les da igual si tienes compañeros o si a su vez estás en un grupo de 20 o 50 jugadores. No ayudan, no curan, no cubren a compañeros. Solo son ellos y la posible victoria. Y que me pase a mi da igual, soy adulta y entiendo que la probabilidad de que al otro lado del mando haya un niño/a de 12 años es muy grande. Pero mi hijo no lo entiende, se enfada y se frustra cuando ve que no hay nadie que le eche una mano, que cada uno va a su bola.

Explícale cómo debe comportarse él


Cuando eso ocurre, yo estoy a su lado y le explico que seguramente sean niños como él, que no saben ser buenos compañeros. Y le insisto que cuando él esté en situación de ayudar a alguno lo haga. Que no sea rencoroso ni pase a ser uno de tantos como los que vemos jugar y no nos gustan. Explícale que intente ponerse siempre en la piel del otro jugador en apuros y que actúe como a él le gustaría que le tratasen. Que ayude, que cure o que cubra a sus compañeros si éstos están en apuros.

Intento enseñarle que el éxito de uno es el éxito del todos. Hay que aprender a jugar en equipo.
Y es algo que parece fácil, pero cuesta lo suyo. Es normal que el lado egoísta salga a relucir en este tipo de juegos. Nos ha pasado con más. La mayor parte de los videojuegos que tenemos en esta casa son cooperativos y más de una vez he terminado muy enfadada con él porque no hay modo de que aprenda y piense como equipo en lugar de hacerlo individualmente. Le puede su afán de ganar.

Esfuérzate en obtener un beneficio para el equipo


Fotograma del videojuego Unravel Two
Imagen del juego Unravel Two - Electronics Art Inc.

Y por eso este juego que acabamos de ver me ha gustado. No hay una meta individual. Ambos jugadores tienen que llegar al final de cada nivel y sin la ayuda entre ambos es imposible.

Así que estoy pensando que en breve, si el esfuerzo de estos últimos días de exámenes lo merece, aproveche que está de oferta para hacerme con él. ¿Creéis que terminaré tirándome de los pelos?

¿Y vosotros? ¿Cómo hacéis para que vuestros hijos piensen y actúen en base al bien de un equipo y no en el individual?

6 comentarios:

  1. Un gran post, yo no soy muy de videohvideo pero la esencia de lo que cuentas me parece fundamental.

    ResponderEliminar
  2. ¡Genial! Qué ganas tengo de compartir momentos así con mis peques... aunque ahora están muy monos con sus 3 y 5 años, así que sin prisa =P

    Comparto en todas partes!

    ResponderEliminar
  3. Si unravel two os ha gustado debeis jugar al primero.

    Como juegos tengo una larga lista de juegos comprados para que cuando mi pequeña crezca vaya jugandolos poco a poco.

    Rime, unravel, Ori tanto el primero como el segundo que han presentado hace unos dias, los rayman, kingdom hearts (si puede ser algo mas complicado pero es disney con una historia abrumante y todo lo relacionado con la amistad y los sentimientos de los personajes)... y muchos mas.

    Los videojuegos por mucho que digan que no, hacen mas bien que mal... mejoran el comportamiento al jugar con mas gente, ayudan en labores de equipo y muchas veces a pensar y ponerte en el lugar de tu compañero, reflejos, razonamiento... son muchas las mejoras que aportan contra lo malo que puede tener que es mas bien tonterias de los que estan en contra.
    En mi epoca es cierto que los niños estabamos en el parque jugando al futbol y haciendo amigos pero los videojuegos juntarse muchos tambien hace amistades; solo tengo que ver el puesto de mi asociacion en los eventos y ver a chavales jugando juntos.

    Aunque tambien es cierto que muchos padres tienen que asimilar esto, ya que muchos padres no juegan con sus hijos, los llevan a eventos para soltarlos y que jueguen en los puestos y listo se desatienden de ellos, como si los juegos y consolas los tuvieran para que el niño este entretenido y no moleste.

    Hay que ir acercando a esos padres tambien a los videojuegos y lo que les gusta a sus hijos y que aprendan que no tiene nada de malo un poco de tiempo al dia tener el mando de la consola entre las manos.

    ResponderEliminar
  4. Genial post!!! Me ha encantado, tomo nota :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Pues sí! Es muy importante. Yo he jugado mucho a MMPORG, LoL, dotas, etc y sé lo importante que es tener buenos compañeros de juego. Hasta el punto de que, en una ocasión, alguien me localizó años después (ya que casi siempre he usado el mismo Nick: Taisa) y me dio las gracias por la ayuda que le di cuando jugaba al WoW, y que él en aquel momento pasaba una mala racha en su vida y fue importante para él.

    Así que me parece muy importante enseñarles que con estas cosas, igual que con redes sociales, foros, etc, que hay personas al otro lado de la pantalla. Con sus sentimientos y sus problemas. Y que hay que respetarlos y comportarse.

    Sobre juegos colaborativos para peques, contar que ahora jugamos en casa a los Kirbi en la Wii, y a mi hijo le gustan mucho. Hay uno que se puede jugar hasta cuatro, así que jugamos mamá, papá y el niño (la peque aún es demasiado peque, pero coge un mando y hace que juega XD). Los MMPORG los dejaremos para más adelante... pero la verdad es que tengo ganas 😅

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado tu post, no soy de videojuegos pero mi chico sí y en casa los juegos están por todas partes. Pero sobretodo creo que no debes excusarte por lo de la tablet y la comida, creo que es un gran ejemplo lo que cuentas y cómo lo cuentas. Has encontrado el punto de estar en paralelo con tu hijo y eso es formidable!

    ResponderEliminar