miércoles, 17 de julio de 2019

Vistiendo las paredes de mi hogar con Posterlounge


El que me conoce desde los inicios sabe que tanto el pollo como yo no somos de donde vivimos. Ambos somos del levante y prácticamente desde que el pollo vino a este mundo vivimos a muchos kilómetros de distancia. Junto a aquella gran mudanza, en estos 12 años hemos vivido 2 más en esta misma ciudad, llevándonos con nosotros media vida nuestra y gran parte de los muebles. Aun así, cambiar casa (siempre en alquiler) hacía que los primeros meses tuviese esa sensación de que no estaba en mi casa, que no era mi sitio. Las casas en alquiler con algún mueble tienen la desventaja de que te marcan el estilo desde el principio y lo único que te permiten es darle tu toque personal para que esa sensación vaya desapareciendo.

Un cojín por aquí, una cortina algo más vistosa, una colcha que cubra el sofá viejo... así hemos capeado estos años que la casa no fuese nuestra casa. Aunque sí fuese nuestro hogar.
Esta última casa tiene la ventaja de ser muy grande, os diría que nos sobra espacio. De hecho hemos terminado por tener un cuarto que se ha convertido en trastero.

Nos ha tocado combinar los muebles que la casa tenía con los que arrastrábamos de la nuestra y eso hace combinaciones un tanto peculiares. Así que este último año he ido poco a poco redefiniendo espacios y completando con muebles y objetos de decoración.

Lo último que he hecho ha sido abrigar las paredes con cuadros. Y os diría que ha sido mi primera vez. Hasta ahora creo que habré colgado en las casas donde he vivido como mucho un par. Y nunca teniendo en cuenta el estilo de la estancia, el tamaño o los colores utilizados. Siempre ha sido algún cuadro que en su momento me pareció bonito y se colgó. Sin más. Así que con los años, ir colocando los cuadros en las casas casi que carecía de sentido porque aquello que me pareció bonito ahora no lo era tanto, ahora no pegaban ni con cola.

Así que hace unas semanas posterlounge me ofreció a probar sus productos y la verdad es que después de ver el resultado no puedo estar más contenta.

La empresa se dedica a fabricar cuadros en multitud de soportes. Ya sea lienzo, póster, impresión en aluminio, metacrilato, etc. Y a su vez en infinidad de tamaños. La calidad de los acabados es excepcional y la variedad en su oferta artística es insuperable. Me podría pasar días y días mirando las obras que ofrecen para imprimir. Tienen infinidad de estilos y si incluso eres de los indecisos, te proponen ideas inspiradoras para que te ayuden en tu elección. Yo he descubierto un par de artistas que me han encandilado y tengo claro que más adelante compraré alguno más para ir completando rincones de la casa.

El salón, el centro de mi hogar


Como ya he comentado mi casa de ahora es grande y su salón por lo tanto también. Pero tiene también sus cosas malas. Unos muebles a medida de madera de lado a lado de la pared hacen que no pueda cambiar nada de este espacio. Y una alacena enorme en la zona de comedor también me condiciona esta estancia. En este caso la pared del comedor la he tenido desde que me mudé con un marco de esos para multitud de fotos que nunca se llegó a completar. Un par de fotos del pollo y nada más. Así que el pobre marco dejaba la pared desangelada.



En este caso opté por tres grandes lienzos de la artista Tracie Andrews. Sus obras me parecieron espectaculares y creo que combinan muy bien con el resto del salón ya que las cortinas y cojines coordinan con el tono de sus cuadros.



Y lo mejor, la facilidad para colgarlos. Los cuadros vienen preparados con todo para colgarlos. ¡En un momento, salón nuevo!


Son lienzos de 60x80 y aún así en la foto parecen pequeños

Ese desastre de habitación que es mi despacho


Casi mejor no miréis el desorden!

Mi despacho es un desastre, lo sé. Me cuesta mucho mantener el orden, entre otras cosas por no tener los muebles adecuados. Estos años he ido cambiando escritorio y silla pero el almacenaje ha sido una tarea pendiente. Mis libros aún estaban en cajas y me faltaba espacio para las cosas de costura (sí, también coso, pero esa es otra historia). Así que he aprovechado este empujón en la redecoración para arreglar por fin mi rincón de trabajo.






En este caso me he decantado por unos cuadros de la colección de Bo Lundberg. Todos con un aire retro y superbonitos. En este caso el soporte elegido es el aluminio y he de decir que me encanta como quedan los colores sobre éste. Los cuadros le dan otro aire a la habitación... junto con los muebles bien dispuestos ya con cada cosa en su sitio.


Ahora parece otra cosa, ¿a que sí?




Un dormitorio juvenil con aire adolescente


Mi hijo ha ido creciendo y su dormitorio no podía quedarse en la habitación infantil que tenía. Estos últimos meses he ido ampliando su espacio para libros, cambiado su escritorio por uno más grande, colocado por fin cortinas y finalmente hemos completado su habitación con un póster de uno de sus personajes de videojuegos favorito. No podía ser de otra... y mira que en la página de Posterlounge hay infinitos cuadros de casi todos los personajes que se te ocurran, pero fue ver éste y tenerlo claro.

He de decir que yo le había echado el ojo a los cuadros de Albert Cagnef basados en las películas del Studi Ghibli, pero mi hijo solo conoce un par de películas y no le tira tanto como a mí.

Así que al final, los cuadritos infantiles de antaño dejaron paso a sus aficiones plasmadas en un póster de Golden Planets Prints de su idolatrado Link de Zelda. ¿A que mola un montón? Creo que cuando no me vea se lo voy a robar y lo voy a colocar en mi dormitorio. jijijiji

El nivel de frikismo de este rincón supera los límites inimaginables... me encanta!!!!!


Y esta es toda la transformación que he hecho estos días en casa. ¿Qué os ha parecido? ¿Os gusta? ¿Os animáis a redecorar las vuestras con cuadros?

Un montón de diseños, infinitas posibilidades


No quiero terminar esto que escribo sin comentaros que Posterlounge tienen activo un concurso donde el ganador consigue 300 euros para gastar en su tienda. Lo único que tienes que hacer es subir una foto a tu red social de una foto del producto, que hayas adquirido en su tienda, con la etiqueta #posterlounge y confirmar que quieres participar en la dirección de correo concurso@posterlounge.es, así de fácil y sencillo. ¿Os animáis?