miércoles, 7 de noviembre de 2018

Lecturas del corral: Regreso al futuro. El álbum ilustrado


¿Quién no se acuerda de aquellas películas que marcaron nuestra infancia/ adolescencia?


¿Quién alguna vez ha querido que nuestros hijos conocieran esas películas? A mí me ha pasado, me podéis considerar una friki. He visto muchas pelis, series de tv, he jugado mucho a videojuegos...y aunque con el tiempo me he dado cuenta que algunas de esas cosas que a nosotros nos parecieron  para niños, ahora creo que igual nuestros peques son demasiado peques para que las vean aún. Así que darles a conocer la historia mediante un libro me parece una buenísima idea.



miércoles, 13 de junio de 2018

Aprendiendo a jugar en equipo

En casa estos últimos años era raro que a la hora de comer no termináramos los dos en la mesa viendo por enésima vez el capítulo de Bob Esponja o de alguna otra serie similar.

Hasta que al ir creciendo el pollo empezó a pedir a todas horas ver algún vídeo de YouTube en su tablet. Pero como no soy de dejarle solo sin ningún tipo de supervisión, le propuse que a la hora de comer veríamos vídeos de YouTube (siempre filtrados por mí).

lunes, 11 de junio de 2018

Airbnb y los viajes en familia

Jueves, 9 de la mañana y ya estoy metida en un tren camino a Madrid. Hoy me he salido de la rutina y he dejado al pollo con otra mamá y su hijo en una cafetería junto al colegio.

Esta mañana me despedí de él con un enorme beso y le dije: Te recojo a las 5, hoy mamá se va a aprender cosas sobre los viajes en familia de la mano de Airbnb. Te quiero. Ahhh!!! Y que vaya bien el examen de inglés!!!

Aunque el viaje en tren es corto el viaje me permite revisar una vez más el mail donde me cuentan en qué va a consistir el evento. De la mano de Madresfera y Airbnb vamos a conocer los beneficios de viajar en familia.

lunes, 9 de abril de 2018

Lecturas del corral: Los Forasteros del Tiempo. La aventura de los Balbuena y el pequeño gánster



¡Aquí tenemos el 5º libro de la saga! ¡Qué emoción!


Y de nuevo tenemos aquí a la familia Balbuena. Pero esta vez en mitad de los años 30 americanos. Donde los gánsteres, el charlestón y los clubs clandestinos están a la orden del día.

Si recordáis, esta familia está viajando en el tiempo desde que un rayo les alcanzó cuando volvían de comprar una bicicletas... a todo esto, ¿estarán disfrutando de ellas aquellos indios que se encontraron?

Pues después de comenzar sus aventuras en el lejano Oeste, viajaron hasta la época de los romanos, pegando un salto después hasta la conocidísima Edad Media y sus caballeros, para terminar en el anterior libro en medio de una fiera batalla entre galeones piratas.

Nos vamos hasta los años 30, a la ciudad de Al Capone


Y aquí están ahora... entre Gánsteres en la ciudad de Chicago. Nada más y nada menos que el día en el que Al Capone acabó entre rejas, el 17 de octubre de 1931.

Pero claro, estando entre rejas el gánster más famoso y temido de Chicago, era fácil que el resto de bandas luchasen por hacerse con el control de la ciudad. Y ahí estaba Cato Morelli, del clan Morelli, un niño de 14 años con un historial a sus espaldas de persona cruel y despiadada... ¡Aunque no todo es como lo cuenta la gente!


¡Haceos con todas la aventuras de esta familia!


En serio, que libro más chulo. Lleno de acción, sumergido en la época de los gánsteres. Tanto que te hace disfrutar de cada línea con las aventuras que viven en este libro. Si algo puedo afirmar con rotundidad es que su autor, Roberto Santiago (conocido también por ser el creador de Los Futbolísimos) sabe cómo transportarte a cada una de las épocas por las que pasan nuestros amigos los Balbuena. 

Dos días, sí...dos días ha tardado el pollo en leer este último libro. De hecho aprovechamos el día que lo terminó para jugar a disfrazarnos de gánsteres. Madre mía que bien lo pasamos.





Si os ha gustado esta reseña y queréis saber más de esta fantástica colección encontraréis toda la información en la página de Los forasteros del tiempo de SM


¿Y vosotros?... ¿Conocíais la colección? ¿Qué os ha parecido? Contadme vuestra experiencia, estaré encantada de leerla.

viernes, 6 de abril de 2018

Nuestro pequeño paraíso. Dos formas de contarlo

A la izquierda, texto con fotos. Escueto, sin mayor explicación y fotos sin descripción. A la derecha, texto con mayor desarrollo en sus descripciones y fotos con título y descripción en cada una. Si no pudieras ver, ¿Qué prefieres?


Hoy vengo a contaros como es el pueblo que no enamoró hace unos años. 

 Es un pueblo pequeño, de montaña.


Como veis por la foto su paisaje lo expresa todo.
Cuando estás allí disfrutas cada segundo de toda esa vegetación.
También allí hay animales y viven pocas familias.
En esta foto lo podéis comprobar.


Hay un río junto al pueblo en el que como veis los veranos son distintos
Cómo entenderéis por todo lo que os escribo en este post hay un montón de razones para enamorarse de él. Y hoy me apetecía compartirlo con vosotros.

Hoy vengo a contaros como es el pueblo que nos enamoró hace unos años.


Es un pueblo pequeño, de montaña. Esos que vivieron tiempos mejores cuando la minería era fuente de riqueza en aquellos lares...pero donde antes hubo auge ahora solo quedan un montón de casas derruidas, otras tantas vacías y las habitadas por lo que se animaron a quedarse para que no muriera el pueblo.
Como veis por la foto sus montañas verdes y frondosos nogales y avellanos alegran cada mañana al abrir las ventanucas de nuestra casa. Y el cantar de los pájaros desde bien temprano nos indican que hoy será un día agradable.

Foto panorámica del pequeño paraíso

Aunque pequeño, el pueblo tiene vida. Una vida que lo sustenta. Las familias que allí viven crían a sus propios animales. Allí en cuanto es vacas supermansas, caballos maravillosos, unas 5 cabritas que cada mañana suben a pastar a la montaña, gallinas ponedoras que se pasan el día cacareando...en fin, animales con los que cualquier niño disfrutaría.

Caballos y vacas comiendo en nuestro pequeño paraíso

Y las familias, que decir de las familias. Son pocas y casi todos emparentados. Ellos mantienen el pueblo, le dan vida. Mantienen el bar, el restaurante, las casas de alquiler, la tienda de artesanía, mantienen junto con los que invadidos el pueblo los meses estivales las tradiciones ancestrales de cuidar de la virgen de la iglesia, de subir por Santiago a lo alto del valle para pasar el día con gentes de otros pueblos que también realizan la tarea de no dejar morir los entornos rurales.

Aquí algunas fotos de esto que os cuento.

Aquí está Manolo, en la barra sirviendo cafés

Y ese río. El pueblo se ve cruzado por toda su medio por un imponente río, que cada año por primavera baja de la montaña enfurecido y caudaloso, dando incluso pavor cuando de conté la… y en cambio en verano pace tranquilo y con el caudal justo para disfrutarlo en una poza artificial que construyen esas familias del pueblo. El río, creo que es lo que más disfruto cuando voy...a pesar de lo fría que baja el agua aunque sea agosto.

Niños disfrutando de la poza levantada por los habitantes del pueblo

Cómo entenderéis por todo lo que os escribo en este post hay un montón de razones para enamorarse de él. Y hoy me apetecía compartirlo con vosotros.



No, no ha cargado mal la entrada de la izquierda. Así es como las ven los ciegos al usar el lector de blogs si no has configurado el texto alternativo al subirlas. Las imágenes son importantes, descríbelas para personas ciegas.

Por una red de blogs accesibles.

Y a mayores quiero añadir a modo personal, si nos gusta expresarnos...¿Qué nos cuesta a su vez hacer descripciones con mayor detalle para facilitarles la comprensión y facilitar que se hagan una idea más exacta de lo que estamos explicando? Son dos maneras de contar tu historia. ¿Qué prefieres?

Sí tu también quieres participar, escribe un post con las imágenes en negro y copia este texto. Conoce cómo ve el mundo una persona ciega visitando 6sense Travel

Para saber como configurar las imágenes con ALT puedes mirar este post: http://lanavedelbebe.com/atributo-alt-las-imagenes-optimizadas-accesibles/

Agradecer a @ruth2m su aportación valiosísima en este post. Gracias bonita.